Sobre la empresa

Ermita de la Santa Cruz es un templo que se encuentra deshabilitado y el público solo puede apreciar su frente, que de más está decir es una obra de arte. Sufrió daños considerables durante los terremotos de 1717 y 1773 dejándola en ruinas, pero la cúpula fue derribada hasta 1942 por nuevos temblores.

Ermita de la Santa Cruz se ha convertido en punto de eventos culturales y conciertos, los cuales se presentan en una plataforma entre el público y la fachada de la iglesia, misma que se conserva en muy buenas condiciones pese a las señales de deterioro por el tiempo.

Dirección

Contacta esta Empresa